La Mezuzá en sí es un pergamino que contiene unos pasajes de la Torá conocidos como Shemá Israel (Escucha Israel, Di-s es nuestro Señor, Di-s es Uno). Esas palabras resumen el mandato al judío de imbuir el mundo con la unicidad de Di-s.

La colocamos en las puertas para que Su unicidad nos rodee y proteja. El pergamino debe ser escrito sobre cuero por un escriba experto, con una pluma y tinta especiales. Es importante comprar de fuentes confiables, ya que el mercado está lleno de Mezuzot impresas o mal escritas.

Se acostumbra a colocar el pergamino dentro de una protección. Se coloca en todas las puertas de la casa, excepto los baños y los espacios de menos de 2 metros por 2 metros, inclusive en pasillos y vestidores.

Del lado derecho mirando desde la persona que entra al cuarto donde va la Mezuzá. Si es la puerta de una casa, se coloca a la derecha de quien ingresa a la casa, aún si la puerta se abre hacia afuera. Cuando no hay puerta (como un pasillo), se analiza la importancia de los cuartos, colocando la Mezuzá a la derecha de quien ingresa desde el cuarto de menor importancia hacia el cuarto de mayor importancia.

Primero se recita la bendición apropiada y luego se coloca la Mezuzá en la parte inferior del tercio superior de la puerta, inclinada desde afuera hacia adentro. Se acostumbra a tocar la Mezuzá cuando se pasa por la abertura donde está colocada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.