Debes hacerte dueño de aquellas cosas importantes en la vida: la caridad que das, las buenas acciones que haces, la Torá que estudias y enseñas, etc.

No puedes simplemente decir, "Este es un asunto de Di-s, El debe hacerse cargo". Debe dolerte cuando no funciona; debes bailar con alegría cuando lo logras realizar.

Por eso Di-s creó al "Yo": para que hagamos estas cosas como dueños y no sólo como empleados.

2 comentarios en «Mi asunto»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.