Nuestros sabios de la Mishná nos cuentan, en la Etica de Nuestros Padres (Pirkei Avot) que la alabanza de Rabí Ioshúa ben Janania era "Dichosa es quien lo hizo nacer".

Los comentaristas explican que la razón por la cual la alabanza de Rabí Ioshúa era que su madre era dichosa es porque su madre lo llevaba, aún en la cuna, a la casa de estudios para que se acostumbre desde bebe a escuchar la palabra de nuestra Santa Torá.

De aquí aprendemos que también a niños que aún no tienen la capacidad de entender las palabras de la Torá, debemos enseñarles a repetirlas, ya sea en forma de canciones o frases que, a pesar de que aparentemente no tienen ningún sentido (para el niño) su alma si las entiende y disfruta, preparándolo para que en un futuro le sean mucho más fáciles y familiares las palabras de la Torá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.