La naturaleza del ser humano es simplemente reaccionar, devolver a otros con la misma medicina que le han propinado.

Esto es lo que Rava, un sabio del Talmud, aconsejaba: ignora la necesidad de devolver mal con mal, dolor con dolor, desdén con desdén, y el cielo ignorará tu desdén, el dolor que causaste, tus actos que no fueron buenos.

Di-s imita al hombre. Ve más allá de tu naturaleza con otros y El hará lo mismo contigo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.