A veces parece que hay un lugar donde, de acuerdo a todas las consideraciones, la Divinidad no puede ingresar. Un obstáculo que te impide lograr algo beneficioso. Un amigo que no es capaz de hacer un favor. Una reunión de gente que parece sin sentido.

Lo apropiado en esas situaciones es desechar todas las consideraciones y simplemente hacer.

Tu tarea no es determinar si y cuándo. Tu tarea es determinar cómo. Haz, y veraz milagros.

Etiquetas:

1 comentario en «No Si, sino Cómo»

  1. Me parece que el cómo es la parte más difícil. Para reconocer el "cómo" hay que evaluar y reflexionar sobre muchas situaciones. A veces hacer impulsivamente, lleva a muchos errores. De todos modos, es importante hacer. Un cálido saludo. Eva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.