Dice la Torá (Devarím 22:1): "No veas el toro o el carnero de tu hermano perdidos en el camino y los ignores, has de devolverlos"

La Torá manda a devolver los objetos perdidos que una persona encuentra. Si se trata de algo que puede ser identificado con alguna señal, como un nombre grabado o una billetera con documentos, se debe publicar en las sinagogas y lugares públicos que se encontró un objeto sin dar los detalles distintivos del mismo, de manera de poder asegurarse de que se se lo está devolviendo al dueño verdadero.

Mientras el objeto está en posesión de quien lo encontró, no se puede utilizar y debe ser guardado como le corresponda a ese objeto. Se puede usar si el objeto lo requiere para su mantenimiento, como arrancar de vez en cuando un motor para que no se arruine.

Sólo se pueden retener objetos que no tengan forma de ser identificados, como un billete, un lápiz siempre y cuando podamos asumir que el dueño se dio por vencido de volver a encontrarlos.

No se puede hacer una Mitzvá transgrediendo otra, por eso, no se debe levantar una billetera en Shabat en la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.