Mashiaj servida con el Vino Antiguo, el Leviatán y el Toro Salvaje, y estamos sentados ahí.

Lo único que falta es que abramos los ojos y veamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.