"¡Rebe!" se quejó el hombre, "¡Nadie me respeta! Todos me pisan a mi y a mis opiniones."

"¿Y quién te dijo que llenes todo el espacio con ti mismo, de manera que en todo lugar donde pisen, pisan sobre ti?"

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.