Uno de los puntos centrales de Pesaj son los Sedarím (Seder en singular, lit. Orden, se refiere a las cenas de las dos primeras noches de Pesaj). Se trata de cenas diferentes a las de otras festividades por el agregado de varios componentes que nos permiten cumplir con los preceptos de esas noches apropiadamente, como comer Matzá y Maror, beber cuatro copas de vino y relatar la historia del Exodo.

En muchas comunidades a lo largo del mundo se organizan estos Sedarím para que participen quienes quieran, como la Hagadá (libro de relatos de Pesaj) misma dice: "Todo el que tenga hambre, que venga y coma, todo el que necesite, que venga y participe de la celebración de Pesaj". La gente traduce generalmente el "hambre" y la "necesidad", como una expresión de la pobreza material, pero, en realidad, se refiere a una pobreza espiritual. Es decir, el texto invita a quienes no sepan preparar un Seder por sí mismos, sea por lo que fuere, a que participen del Seder en donde se esta leyendo ese texto en ese momento. O sea, si yo estoy leyendo el texto, significa que estoy invitando a quien no tiene su propio Seder a participar del mío. Pero: ¿qué pasa con quien ya tiene su propio Seder? ¿Acaso debería yo ocuparme de sacarlo de su Seder e introducirlo en el mío?

Aquí entramos en la discusión sobre lo que es una comunidad. A pesar de que hay muchísimas formas de definirlo, no vengo aquí a excluir otras definiciones, sino simplemente a expresar una idea sobre Pesaj y sobre el Judaísmo en general, en adición a todo lo ya preexistente.

Una comunidad es un grupo de gente que se comporta de igual manera en algún aspecto de su vida, o en todos. Esto significa que podríamos estar cada uno en su casa, separado de los demás, y sin embargo estar activamente en comunidad. Mientras que, por el otro lado, podríamos estar todos juntos en un mismo lugar y no estar en comunidad.

El judaísmo se vive en comunidad y, efectivamente, tiene algunos aspectos que deben ser compartidos en tiempo y espacio, como el rezo, o un casamiento, donde se espera un grupo de gente determinado en un momento especial en un lugar especial, pero el resto de los aspectos no necesariamente consisten en reunir un montón de gente en un lugar para algo, sino que pueden vivirse en comunidad estando alejados físicamente unos de los otros, como el caso de Pesaj (y, en realidad, la mayoría de las cuestiones del judaísmo se viven de esta manera, ya que la persona no puede estar todo el tiempo reunido con sus correligionarios, pero si debe estar todo el tiempo consciente de Di-s...).

Entonces, volviendo a la pregunta sobre Seder, la Hagadá nos lleva a traer a nuestra mesa a quienes no tienen su propio Seder, pero no necesariamente a sacar a otras personas de su casa con la simple excusa de vivir en comunidad. Lo que nos hace una comunidad es que hacemos los mismo en el mismo momento y no que estamos todos en el mismo lugar al mismo tiempo.

Pesaj Casher veSameaj, que tengan un Pesaj Casher y Alegre,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.