en esta clase se cita una historia del Talmud (Brajot 40b) sobre Biniamin el pastor, que recitó una bendición después de las comidas que nuestros sabios aceptaron como válida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.