En esta clase se explica que el recato no es solamente una cuestión de vestimentas o comportamiento en la práctica, sino que es una actitud que involucra todos los aspectos de la vida de la persona: desde lo que mira hasta lo que dice y hace en la intimidad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.