Ingredientes:

1 cucharadita de aceite de oliva

2 dientes de ajo, machacados

½ cucharadita de páprika

½ cucharadita de sal

¼ cucharadita de pimienta

ralladura de la cáscara de una naranja y un limón

1 pollo de 2.5 kg. Aproximadamente

125 gramos de ciruelas secas

125 gramos de orejonos secos de apricot

1 taza de vino blanco

1 manzana pelada, rebanada finamente

1 cucharadita de romero finamente picado

¼ de taza de miel.

Preparación:

Mezclar el aceite, el ajo, la páprika, la sal, la pimienta y las cáscaras de naranja y limón, y con ellos frotar el pollo por afuera y por dentro.

Cubrir y refrigerar de un día a otro, volteándolo un par de veces.

Remojar las ciruelas y aprikot en vino hasta que se hidraten ( se impregnen bien ), reservar el vino. Mezclar las frutas secas con manzana y romero. Rellenar el pollo con la mezcla de frutas y cerrarlo. Con un abrocha mojada en miel, cubrir toda la piel del pollo.

Asar a 425º durante 15 minutos.

Voltearlo, volver a pasarle la brocha con la miel, y asar durante 15 minutos más. Quitarlo del sartén o cacerola y drenar el líquido. Colocar las frutas que hayan quedado, con el vino reservado y colocar el pollo.

Reducir el calor a 350º y asar por 1 1/4 horas, o hasta que esté dorado crocante. Cubrir con papel de aluminio si se está dorando muy rápidamente. Pasar el pollo a un plato; dejarlo durante 10 minutos. Servir con la fruta y la salsa.

Fuente www.jabad.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.