Tomamos las leyes de la naturaleza demasiado en serio. Pensamos que el mundo existe así como su Creador existe.

Por eso tenemos milagros. Un milagro es un estado de iluminación que dice: “Nuestra realidad no es más que una tenue luz de una realidad superior. En esa realidad superior, no hay mundo. No hay otra cosa más que El”.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.