Este discurso discute, a partir de un versículo del salmo 27, la preparación apropiada para el rezo. Esta consiste en la meditación en los conceptos divinos estudiados y el efecto que tienen sobre la conducta cotidiana de la persona.

Este salmo se recita a partir del mes de Elul, el mes de preparación para las fiestas de Rosh HaShaná, Iom Kipur, etc. Como preparación, se requiere de la persona que haga un balance de lo transcurrido a lo largo del año.

Este trabajo de preparación es similar al trabajo previo a la Tefilá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.