Nos estamos acercando a la fiesta de Shavuot, cuando fue entregada la Torá, hace 3319 años.

En general, para todas las cosas de la vida uno debe prepararse. Ya sea un examen, una entrevista de trabajo hasta una fiesta, uno se prepara acorde a la situación para sacar el mejor provecho del acontecimiento. Lo mismo ocurre con Shavuot (y también con las demás fiestas del calendario judío). Lo siguiente es una adaptación de una parte de una carta del Rebe de 1983 (Likutei Sijot vol. 23, pag. 346).

Para saber cómo prepararnos para Shavuot debemos observar en la Torá cómo el pueblo judío se preparó la primera vez, paso a paso:

- Moshe le comunicó al pueblo (aún en Egipto) que el objetivo de la salida de Egipto era recibir la Torá en el Monte Sinaí.

- El pueblo judío vio decenas de milagros en Egipto y en el Mar de Juncos y sintieron la cercanía de Di-s.

- Inmediatamente después de salir de Egipto, comenzaron a contar los días y las semanas, con ansiedad, sed y deseo de llegar a ese día tan especial en el cual Di-s se revelaría a ellos y les entregaría su tesoro guardado.

- Mientras tanto, Di-s les dio de comer "pan del cielo" - man, sacó agua de una roca, los rodeó con nubes de gloria y los guió por el desierto.

- Después de todo esto, cuando llegaron al Monte Sinaí, en Rosh Jodesh Siván - el primer día de Siván - la Torá misma menciona el impresionante nivel de hermandad y amor al prójimo que tuvieron - como un hombre con un sólo corazón.

- Por último, estando frente al Monte, Moshe les indicó cómo debían continuar la preparación y purificación para recibir la Torá.

De aquí se entiende cuánto debemos esforzarnos en la preparación para Shavuot. Las festividades no tienen (al menos en forma revelada) un efecto automático sobre la persona, sino que uno debe prepararse para sentir la energía de cada uno de los días especiales.

A veces uno mira su situación personal y piensa que no tiene tiempo para tanta preparación (ya sean los niños, o el trabajo) o que no tiene la capacidad o el conocimiento para prepararse adecuadamente. Sin embargo nos dice el Rey David que "Di-s dará fuerza a su pueblo" (Salmos 29:11), es decir, más allá del sentido literal (que Di-s nos da las fuerzas para vivir), explican nuestros sabios que "fuerza" se refiere a la Torá, es decir, que aún antes de la entrega de la Torá, ya tenemos la fuerza para recibirla y cumplirla en forma completa.

Que en esta fiesta de Shavuot podamos recibir la Torá con alegría e internalizarla, para darnos cuenta de que ella es nuestra vida y la longitud de nuestros días.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + veinte =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.