Uno de los preceptos rabínicos consiste en recibir bendiciones en diferentes situaciones de la vida. También nuestros sabios decretaron alabanzas a Hashem en momentos específicos del día o de la vida. ¿Puede un gentil recitar esas bendiciones y alabanzas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.