No existe una Mitzvá hecha solo.

En una Mitzvá, espacio tiempo y consciencia convergen. Al dar tu consentimiento, un flujo de generaciones fluye a través tuyo para hacer el resto.

Junto a ti, cada alma de nuestro pueblo, donde sea que estén, son llevados con la corriente.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.