Purim, celebrado el 14 de Adar, es el día más colmado de acción del año judío. Hace 2400 años, Hamán, el primer ministro Persa, ordenó el genocidio de los judíos. Su plan fue frustrado por Ester y Mordejai, y nosotros celebramos de la siguiente manera:

Escuchar el milagro

La Meguilá, es decir, el Libro de Ester, es un pergamino que relata la historia de Purim. Se debe escuchar dos veces: la primea a la noche de Purim y la segunda durante el día. Se debe prestar atención a cada palabra. Cuando se menciona el nombre de Hamán, se acostumbra a hacer ruido con matracas y silbatos como para borrar su nombre.

Compartir comida

Purim es sobre la amistad y comunidad. Envía un paquete conteniendo al menos dos tipos de comidas y/o bebidas listas para comer/beber a al menos una persona durante el día de Purim.

Ayuda a los necesitados

Purim es sobre ocuparse de los demás. Da dinero a al menos dos personas necesitadas durante el día de Purim. Si no encuentras a ninguna, se puede colocar el dinero en una alcancía hasta encontrarlos.

Festejar y regocijarse

Purim es sobre compartir la alegría. Durante el día de Purim, se deben reunir amigos y familia para comer una comida festiva con vino. Tradicionalmente esta comida dura hasta entrada la noche.

Agradecer a Di-s

Se agrega una sección al rezo que agradece a Di-s por los milagros de Purim, tanto en los rezos diarios como en el agradecimiento por las comidas.

Tradicionalmente los niños se disfrazan en Purim, en alusión a que el milagro estuvo disfrazado en eventos naturales.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.