Tu verdadero lugar es uno de luz. Aún si te encuentras en medio de la oscuridad y la pena, debes recordar que esa no es tu casa.

Tu ser esencial consiste en un vínculo irrompible con la Fuente de Luz. Desde ahí extiende un resplandor de sí mismo hacia abajo que ilumina la oscuridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.