Entre los numerosos asuntos de la sección de ésta semana, se encuentra la historia del Segundo Pesaj (Pesaj Shení). En resumen, lo que ocurrió fue que, cuando llegó el momento de ofrendar el sacrificio de Pesaj, se acercó un grupo de gente a Moshe y le reclamó que estaban impuros de impureza ritual de un cuerpo muerto: "Por qué somos dejados afuera", exigieron.

En un caso normal no habrían podido participar del sacrificio, pero éste caso era diferente: el proceso de purificación de ellos terminaría esa misma noche, mientras que el sacrificio debía ser ofrendado durante el día. La propuesta de ellos fue, que otro ofrende el sacrificio teniéndolos a ellos en mente, y ellos lo comerían a la noche, cuando ya estuviesen puros.

Moshe no sabía la respuesta y consultó el asunto con Di-s. Entonces, Di-s dio una "nueva Mitzvá", la del Segundo Pesaj. Que consiste en que quienes no pudieron participar de Pesaj en su fecha correcta (el 14 de Nisan al anoche) lo hagan un mes después (el 14 de Iyar a la noche).

De éste evento se aprenden muchas leyes en el Talmud y muchas enseñanzas en general. Para resaltar por lo menos una idea: el reclamo de un grupo de gente, aparentemente, generó una "nueva" Mitzvá. Pero las Mitzvot son la Voluntad de Di-s, que es inmutable (de hecho, aún en el Mundo por Venir, la época de Mashíaj, continuaremos haciendo Mitzvot tal y cual las conocemos hoy en día), entonces, ¿cómo puede haber aparecido algo totalmente nuevo ante la petición de un grupo de gente? ¿Algo cambió en la Voluntad de Di-s?

Obviamente no. Una posible explicación es que la Mitzvá de Pesaj Sheni ya existía aún antes de ser requerida, pero no estaba revelada. Es como explican nuestros sabios al respecto del sustento de la persona, que es determinado en Rosh HaShaná. Sin embargo, desciende desde lo espiritual y se materializa a lo largo del año, paso a paso, en su debido momento y lugar.

Lo mismo ocurre con la Mitzvá de Pesaj Sheni: el reclamo de un grupo de gente logró que se revele en ese mismo momento aquello que ya existía.

Siendo así, este detalle del evento nos abre un camino y nos muestra claramente cómo debemos exigirle a Di-s que traiga la Redención: "Por qué somos dejados afuera" Si el Mashíaj y todas las grandes revelaciones Divinas de su época ya se encuentran fijados y establecidos en la Voluntad de Di-s, ¡que las revele ahora!, claro, la única condición es realmente querer... como el grupo de gente de la parashá de ésta semana que realmente quería participar del sacrificio de Pesaj...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.