Estamos acercándonos al 9 de Av (29 de Julio este año), un día muy diferente en el calendario judío. En general, podemos decir que todos los días son extremadamente diferentes uno del otro, desde el punto de vista natural, ya que cada uno posee un número diferente de un mes diferente, haciendo de ése día algo único en el calendario (y en la historia general del universo) y, más aún, desde el punto de vista de la Torá, cada día, cada hora, cada instante es creado por Di-s, como decimos en el rezo todos los días, &quo;Que renueva con Su bondad todos los días la Creación".

Sin embargo, en particular, el 9 de Av es un día diferente. Es el día en que varias tragedias del pueblo judío ocurrieron y, por lo tanto, su energía es tal que nos lleva a comportarnos de una manera diferente, ya que no es el hombre con su comportamiento quien marca la energía del día sino lo opuesto, el día con su energía demanda un comportamiento particular del hombre.

Entonces, acercándonos a tal día, es apropiado aumentar en nuestra dedicación a Di-s, a través del estudio de Torá, la observancia de Mitzvot y, en general, de la fe en Di-s, que es la base y el punto de partida. En éste espíritu, paso a transcribir (en traducción libre) una parte de un artículo que publicó el New York Times, el 27 de Marzo de 1972, en ocasión del cumpleaños número 70 del Rebe.

Menajem Mendel Schneerson, el Rebe de Lubavitch, llegó a la edad bíblica de 70 años ayer, pero él estuvo viviendo en la era de la biblia cada uno de esos años. El Rebe decidió usar su cumpleaños como pretexto para demandar de sus seguidores lo que él llamó "una porción adicional de estudio y devoción por la causa de difundir bondad y misericordia..."

En una audiencia reciente, justo antes de que los rayos del amanecer brillen sobre Eastern Parkway, el Rebe de Lubavitch miró intensamente a su visitante, y de tanto en tanto una cálida y remarcable sonrisa iluminaba su rostro. Acariciando su gris barba, explicó su rol de "despertar en todos el potencial que tienen"

En los fundamentos, el Rebe no tiene dudas.

"Si usted puede aceptar que Di-s, Todopoderoso creó billones y billones de átomos, ¿por qué no puede aceptar que Di-s Todopoderoso creó un ser humano?

"Si usted desea sustituir el término 'Di-s' por 'misterio', entonces le preguntaré lo mismo sobre el 'misterio'. Es mucho más simple aceptar un ser humano, dos seres humanos, que aceptar billones de átomos desordenados girando alocadamente sin ningún concepto, ni patrón, y entonces, con una gran explosión o una pequeña explosión el universo fue creado".

A la sugestión de que su ortodoxia lo marca como un conservador, objetó diciendo:

"Yo no creo que el Judaísmo Reformista es liberal y la Ortodoxia conservadora. Mi explicación de conservadurismo es alguien que está tan petrificado que no puede aceptar algo nuevo. Para mi, el Judaísmo o la halajá [Ley religiosa judía], o la Torá abarca todo el universo y abarca cada nueva invención, cada nueva teoría, cada nueva porción de conocimiento o pensamiento o acción".

"Todo lo que ocurre en 1972 tiene un lugar en la Torá y debe ser interpretado, debe ser explicado, debe ser evaluado desde el punto de vista de la Torá, aún si ocurrió por primera vez en Marzo de 1972":

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.