La Torá relata la construcción de una herramienta del Templo para lavarse las manos. Es el único caso en el cual detalla de dónde salió el material para esa construcción: ¿Por qué? ¿Qué aprendemos de eso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.