En esta parashá la Torá nos enseña que el cumplimiento de Mitzvot nos trae una recompensa tanto en este mundo como en el mundo por venir, y que la falta de observancia de las Mitzvot, acarrea un castigo espiritual y material.

Sin embargo, aún cuando el pueblo judío no se encuentra en el estado espiritual que Di-s espera de nosotros, la Torá dice: "Aún entonces, cuando están en la tierra de sus enemigos, no los aborreceré ni los despreciaré como para destruirlos y anular Mi pacto con ellos; pues Yo soy el Señor, su Di-s". Di-s nunca nos deja de lado ni se olvida de nosotros, más allá de nuestras acciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.