Ustedes murmuraron en sus tiendas diciendo por cuanto Dios nos odia nos sacó de la tierra de Egipto para entregarnos en las manos de los Emoritas para exterminarnos.
Devarim 1:27

En realidad, Él te ama, pero tú Lo desprecias. Así como dice el dicho popular: "Lo que está en tu corazón hacia tu amigo tú lo imaginás de tu amigo hacia ti".

A veces sientes que eres bueno pero Dios no está siendo bueno contigo.

¿Cómo se siente Dios? Exactamente igual que tú. El te inunda de amor y espera el momento en el cual retornarás hacia el con amor.

El espera cada palabra de tus plegarias, cada precepto que hagas, y cada palabra de Torá que salga de tus labios.

Puedes escaparte, puedes salir corriendo. En cuanto te des vuelta, Él estará ahí esperando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.