En esta página comienza el segundo capítulo del tratado, con la discusión sobre el testimonio de los testigos, cuántos testigos son necesarios para testificar y qué ocurre si no conocemos a los testigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.