La sección de esta semana se llama Kedoshím, santos. Muchos conceptos normales en la sociedad y universalmente aceptados se encuentran expresados en esta parashá, como el respeto a los padres, el amor al prójimo, la negación de la venganza y las relaciones prohibidas. Aún así, la sección se llama "Santos". Me refiero a que la gente interpreta la santidad como algo espiritual removido de lo material y ordinario. Sin embargo, según la Torá, la idea de santidad consiste en que en los mismos asuntos mundanos y ordinarios, la persona es diferente.

El concepto de santidad es separación, diferencia. Llamamos a Di-s "El Santo, bendito sea" porque está removido (al menos en forma revelada) de la vida cotidiana, o sea, no Lo vemos con nuestros ojos de carne y hueso, por eso Lo llamamos Santo.

En esta sección Di-s nos dice "¡Sean santos!", o sea, hay un mandato específico de ser santos. Ahora bien: sólo tiene sentido hablar de separación y diferencia donde hay dos cosas iguales. Si dos cosas son diferentes en esencia, no es necesario un mandato específico para separarlas, porque se separan solas. Por otro lado, si dos cosas son esencialmente iguales, tiene sentido hablar de una diferenciación. Por eso, en esta sección Di-s nos manda a ser santos en los asuntos mundanos, donde todos los pueblos de la tierra somos iguales: todos comemos, todos dormimos, todos nos vestimos y así sucesivamente. En esos asuntos, debemos ser santos.

¿Y cómo se es santo? Emulando al santo por excelencia, por así decir, a Di-s, o, dicho de otra manera, siguiendo las instrucciones por El dadas sobre el funcionamiento adecuado de este universo que El creó y, en particular, de este Hombre que El creó, plasmadas en la Torá.

¿Y de dónde sale la capacidad de ser santos? Continúa la sección diciendo (Vaikrá 19:2) "Porque Yo soy Santo", es decir, la santidad que se nos manda a tener proviene de la propia santidad Divina. Porque si no lo entendemos así, ¿Acaso Di-s simplemente nos está informando que El es santo? ¿Entonces? ¿Eso quiere decir que yo debo ser santo? El versículo nos está dando la explicación de por qué tenemos la capacidad de ser santos, porque El es santo y reparte de Su santidad a sus criaturas para que Lo emulen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.