Todo este universo fue hecho solamente para tu viaje. Y todo este universo fue hecho solamente para el viaje de la otra persona. Y para el mío también.

En nuestra mente esto es imposible. Somos finitos. Cuando ponemos nuestra mente en una idea, no hay lugar para otra. Si un punto está en el centro, no hay centro para ninguna otra cosa.

Di-s es infinito. El se puede enfocar en tantos puntos centrales como quiera sin disminuir la centralidad de ninguno de ellos en lo más mínimo.

Cada uno de nosotros es absolutamente lo más importante del universo entero.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.