Este año comenzó con muchos movimientos en el Beit Jabad La Plata. Por un lado en enero nació Jaia Mushka. Este evento trajo consigo la obligación de reorganizarse como familia.

Por otro lado, la construcción del nuevo Beit Jabad llegó a un punto crítico, en el cual nos quedamos sin director de obra, por lo que hubo que cumplir ese rol (a pesar del desconocimiento del asunto...).

Luego se sumó el hecho de que nuestros chicos comenzaron a ir a la escuela en Buenos Aires cuatro veces por semana, lo que dejaba como tiempo utilizable solamente las tardes.

Después nos mudamos. En medio de una casa en obra... polvo por todos lados, desorden, desorganización, suciedad y trabajadores deambulando por toda la casa desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Claro, la mudanza de casa significó también la mudanza de sinagoga... que también esta en obra... más desorden, más suciedad y trabajadores...

Todos estos factores llevaron a que forzosamente interrumpamos la mayoría de las actividades que veníamos haciendo. Simplemente no había forma de rendir físicamente e intelectualmente hablando.

Gracias a la infinita bondad de Di-s, la obra de la casa (casi) terminó, el Beit Jabad está semi utilizable y las actividades volvieron.

Para empezar, todos los miércoles a las 20:30hs comenzaron las Charlas sobre judaísmo. La idea de este espacio es que es abierto a todas las edades, dinámico y participativo, donde no es unidireccional (del rabino al público) sino bidireccional, donde el público puede plantear temas y hacer preguntas y, en su debido momento, se tratarán los asuntos propuestos.

En un mundo donde lo que reina es la información, invitamos a todos a que se informen, sepan qué es el judaísmo, qué dice la Torá sobre los temas más diversos de la vida y puedan aplicar esa información de la mejor manera para conectarse a Di-s y traerlo a la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.