Toda la Torá está atada en estas horas de cuero y cajas con sus pergaminos finamente escritos a mano.

Porque esa es la esencia de cada Mitzva:
Atar tu corazón, tu mente y tus acciones juntos en una única plenitud, atada inextricablemente con el Eterno, quién habló y el mundo fue llamado a existir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.