En la parashá de esta semana aparece la primer Mitzvá de la Torá: el establecimiento del calendario según el comienzo del nuevo mes lunar. Este asunto tiene implicancias, no solamente legales, sino espirituales en el servicio a Dios y la razón de ser misma de la creación.

Basado en Likutei Sijot vol. 21, pág. 62

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.