Mientras busquemos a Dios abandonando el mundo que Él hizo nunca podremos realmente encontrarLo.

Mientras creamos que hay un lugar donde escaparse, no podremos ser liberados.

La liberación final ocurrirá cuando abramos nuestros ojos para ver que todo es aquí, ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.