Un rey sin una reina, dice el Zohar, ni es grandioso ni es un rey. Porque es la mujer la que faculta al hombre para conquistar.

Y es el hombre la que faculta a la mujer para nutrir.

Y entonces el hombre aprenderá de esta mujer que él, también, puede llegar a otros y proveer sustento.

Y la mujer aprenderá que ella, también, puede conquistar.

Shabat, Parashat Noaj 5751

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.