En la parashá de esta semana aprendemos sobre Koraj. Un líder de la tribu de Levi que organizó una rebelión contra Moshe.

El argumento que utilizó para rebelarse contra Moshe fue que "Toda la congregación es santa y Di-s está en medio nuestro, ¿por qué te elevas por sobre la congregación de Di-s?"

Lo que Koraj estaba diciendo es verdad. Cada judío es santo, y la "chispa" de Di-s, nuestra neshamá (alma) "está en medio nuestro". Pero cuando desafió la posición de Moshe, se equivocó.

El Pueblo Judío necesita a Moshe. Necesitamos líderes, maestros de la Torá, que nos enseñen cómo vivir una vida de acuerdo a la voluntad de Di-s, para revelar esa "chispa" que llevamos oculta dentro nuestro.

Koraj sabía esto. El sabía que es necesario tener un líder. Pero él pensó que, para ser líder, es suficiente con ser más inteligente y ser más calificado que el resto. El se negó a que Moshe estuviese por sobre los demás.

Di-s le mostró a Koraj que estaba cometiendo un terrible error. La santidad de Di-s y de la Torá está muy por encima de nosotros. Para revelar esa santidad, el Pueblo Judío necesita a Moshe. Sólo un líder que está por encima del resto del pueblo puede hacer brillar la luz de la Torá en nuestras vidas.

Cada generación tiene su Moshe. A través de él, Di-s da a cada judío la posibilidad de agregar santidad en este mundo.

Extraído de Please tell me what the Rebbe said.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.