La gente puede decirte, "Cuando vienes a trabajar, deja tu espiritualidad en casa. No nos molestes con tu peculiar forma de vida, tu ética, búsqueda de sentido... Es todo muy lindo, pero negocios son negocios. Este es el mundo real".

Hay un solo mundo, y le pertenece a un Di-s real.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.