En el judaísmo se aprende de todo.

La perspectiva Talmúdica de esta idea es que Di-s no creó nada en vano, es decir, todo tiene una razón de ser y una utilidad, no solo para el hombre en general (como la lamparita sirve para iluminar) sino para el servicio a Di-s en particular (para iluminar durante el estudio de Torá).

La perspectiva jasídica es un poco más profunda. No solo los objetos con los que contamos tienen una razón de ser, sino, como la conocida frase del Baal Shem Tov, "de todo lo que uno escuche o ve debe aprender una enseñanza para el servicio a Di-s".

Si es así de los asuntos mundanos y comunes de la vida, cuánto más aún uno debe aprender de los asuntos de la Torá, o relacionados con la misma en forma directa.

Esta semana encontramos dos días muy especiales, que cada uno de ellos lleva consigo una enseñanza propia.

El primero es Pesaj Sheni, el 14 de Iyar (19 de Mayo este año). Como su nombre lo indica, es un segundo Pesaj. La Torá establece que si bajo ciertas circunstancias una persona no pudo ofrendar el sacrificio pascual el día de Pesaj (15 de Nisan), tiene una segunda oportunidad un mes después, el 14 de Iyar.

¿Por qué la festividad de Pesaj tiene se nombre? La palabra Pesaj viene del relato bíblico de cómo Di-s salteó - pasaj en hebreo - las casas de los judíos en Egipto, en el momento de la plaga de los primogénitos. D ahí el nombre de la fiesta y uno de sus fundamentos, la idea de saltear niveles. Hay veces en las que un crece en forma lineal, nivel a nivel, pero hay veces en las cuales uno crece en forma salteada, se supera a sí mismo y va más allá de lo que la lógica dicta para elevarse en forma de salto.

Pesaj Sheni indica que aún si uno ya dio un salto, aún si uno ya se superó y trascendió su propio intelecto para elevarse en forma de salto, siempre existe una segunda etapa, en la cual el salto puede ser mayor aún.

Dicho de otra manera, Pesaj Sheni nos enseña que aún si ya funcionamos en un nivel que trasciende la razón, existe otro nivel infinitamente superior, como su nombre lo indica, un segundo salto.

La otra fecha importante de la semana es Lag BaOmer, el 33 de la cuenta del Omer, que es este jueves 22 de Mayo.

La relación de esta fecha con Rabí Akiva automaticamente la conecta con la idea de Ahavat Israel - Amor al prójimo, ya que era el mismo Rabí Akiva que solía decir que el amor al prójimo es "La regla de la Torá".

En base a estas dos fechas, podríamos decir que esta es una semana en la que debemos trascender y mejorar infinitamente nuestra práctica y expresión de la Mitzvá de Amor al prójimo, tomando la enseñanza de Pesaj Sheni la trascendencia luego de la trascendencia y de Lag BaOmer el amor al prójimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.