En la conocida historia de Noaj (Noé) encontramos un detalle básica que nos enseña que no alcanza con ver milagros para creer en Di-s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.