En la parashá de esta semana Iaacov teme del encuentro con su hermano Eisav y le pide a Dios que lo salve. ¿De qué tenía miedo? Dos explicaciones de una misma palabra que nos enseñan la actitud correcta al pedir a Dios.

Basado en Likutei Sijot vol. 15 pág. 274

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.