Cada año, leemos la parashá Bamidbar antes de la festividad de Shavuot. La palabra Bamidbar significa "en el desierto". Existe una conexión particular entre el desierto, donde fue entregada la Torá, y la Entrega de la Torá.

Una de las explicaciones es que así como el desierto es una tierra que no pertenece a nadie, la Torá tampoco pertenece a nadie. Cada judío tiene una porción igual.

Otra enseñanza del desierto es que cuando el pueblo judío viajó por allí, tuvo que depender completamente en Hashem para tener sus necesidades: comida, agua y ropa. Con todo esto, ellos no se preocuparon y se prepararon con mucha ansiedad para recibir la Torá.

Nosotros debemos aprender de esto que aún si a veces sentimos que necesitamos cosas, no debemos preocuparnos tanto ni dejar que nuestras necesidades disturben el estudio de Torá y la observancia de Mitzvot. Debemos confiar en HaShem que nos proveerá de todas las cosas que necesitamos como hizo con nuestros padres en el desierto.

Extraído de Please tell me what the Rebbe said.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.